Análisis Financiero vs. Análisis Económico
5 (100%) 1 voto

El análisis de los estados financieros permite la realización de una serie de cálculos para su posterior interpretación y toma de decisiones. El análisis financiero es confundido en ocasiones con el análisis económico, a pesar de que las empresas deben cumplir una serie de reglas en ambos casos para proteger su salud.

Los análisis financieros son necesarios para conocer la salud de la empresa. Sus cálculos se pueden realizar mediante porcentajes, representaciones gráficas, ratios o estados. Se basan en el conocimiento del pasado de la empresa, el diagnóstico de la gestión realizada y la adopción de decisiones que faciliten la consecución de los objetivos propuestos por la organización. Estas medidas mejoran la toma de decisiones y, consecuentemente, las proyecciones a futuro de la compañía.

De este modo, el análisis financiero se compone de las siguientes fases:

  1. Cálculos
  2. Interpretación
  3. Toma de decisiones

Análisis Patrimonial o Financiero vs. Análisis Económico o de Rentabilidad

En ocasiones se confunde el análisis financiero con el económico. Sin embargo, el primero parte de los datos del balance, mientras que el segundo parte de los datos de la cuenta de resultados. Algunos de los ratios patrimoniales son solvencia a C/P o de liquidez, coeficiente básico de financiación, solvencia a L/P o Garantía, endeudamiento total y garantía. Entre los ratios económicos se encuentran el ROI (Return on Investments), ROE (Return on Equity) y coste de la deuda. En ambos análisis hay que cumplir algunas premisas para garantizar la salud de la empresa.

En ocasiones se confunde el análisis financiero con el económico. Sin embargo, el primero parte de los datos del balance, mientras que el segundo parte de los datos de la cuenta de resultados.

Nuestra profesora María del Pilar Carrato nos deja algunas reglas de oro a cumplir en el análisis financiero y económico de las compañías:

  1. “El activo a largo plazo debe estar financiado a largo plazo y parte del activo a corto plazo debe estar financiado a largo plazo para que una empresa sea solvente”.
  2. “Una inversión resultará interesante llevarla a cabo si produce una rentabilidad económica superior al coste de los recursos financieros necesarios para realizarla”.
  3. “Para la empresa, la estructura financiera óptima será aquella en la que el coste medio ponderado del capital sea mínimo”
  4. “Cuanto menor sea el umbral de rentabilidad, mejor para la empresa”.
  5. Tener un Periodo Medio de Maduración (PMM) bajo.

La salud de la empresa depende de los análisis financiero y económico. La toma de decisiones basada en estos análisis y la adopción de medidas como las anteriores mejorarán el futuro de la compañía.

Información extraída del webinar impartido por María del Pilar Carrato para EALDE Business School.

Dejar un Comentario