Cómo conocer la situación empresarial según el análisis financiero y económico
5 (100%) 1 voto

La salud de una compañía depende de los análisis financiero y económico. Las empresas pueden presentar distintas situaciones atendiendo estos análisis, a partir de los que los responsables de la dirección financiera deben tomar decisiones.

Las situaciones posibles en las que se puede encontrar una empresa son las siguientes de acuerdo al análisis financiero y económico:

Situación de máxima estabilidad

La situación de máxima estabilidad de la empresa se da en su creación. Los accionistas aportan dinero que se utiliza para la compra del activo no corriente, como el edificio, y el activo corriente, como el producto y la tesorería. La empresa se encuentra en una situación estable porque no debe dinero a nadie y puede hacer frente a los pagos que tenga que realizar.

Situación de normalidad

Una vez que la empresa comienza a realizar su actividad, pasa a una situación normal. La compañía tiene unos fondos propios o neto; se endeuda a largo plazo, para comprar maquinaria por ejemplo; se endeuda a corto plazo, con proveedores de material por ejemplo. De este modo, la organización tiene pasivo a largo plazo y pasivo a corto plazo, respectivamente.

En el activo corriente figuran principalmente los clientes, las existencias y la caja. Parte de este activo corriente está financiado a largo plazo, cuando en principio debería ser a corto plazo. De esta manera, la empresa tiene la seguridad de poder hacer frente a los pagos. Por ejemplo, parte de las existencias del almacén deben estar financiadas a largo plazo, para poder pagar a los proveedores en el caso de impagos de los clientes. Se trata de que el fondo de maniobra sea positivo.

Situación de inestabilidad

La empresa se encuentra en una situación de inestabilidad cuando no cuenta con dinero de los accionistas y se está financiando con pasivos ajenos. No existen fondos propios, por lo que si la compañía no cobra de algún cliente, desencadena en impagos a proveedores.

Situación de quiebra

La compañía entra en una situación de quiebra cuando los fondos propios son negativos o, lo que es lo mismo, deba dinero a los accionistas con deudas acumuladas.

Información extraída del webinar impartido por María del Pilar Carrato para EALDE Business School.

Dejar un Comentario